¿Qué es mejor, carpintería de aluminio o PVC?

  • 19 junio, 2019
Carpintería de aluminio o PVC
¿Te ha gustado?

Elegir entre aluminio y PVC es probablemente una de las decisiones más recurrentes a las que se enfrenta un cliente cuando desea hacer una reforma o una mejora en carpintería. Se trata de dos materiales bastante diferentes y que, por lo tanto, tienen unas características también distintas.

Para poder decidirnos entre aluminio o PVC, lo aconsejable es conocer ambos componentes, sus ventajas y desventajas y sus usos habituales, ya que de ello dependerá el buen aislamiento de nuestro hogar.

Pros y contras de la carpintería de aluminio

El aluminio es un metal que se utiliza habitualmente en cerramientos exteriores como solárium, terrazas y también en ventanas practicables por ser un gran conductor del calor y también del frío.

Eso significa que los productos realizados en aluminio no son aislantes en sí, sino que necesitan un sistema de rotura de puente térmico (conocido como RPT).

También es cierto que el nivel de aislación requerido no será el mismo para una zona con climas más extremos en verano o en invierno que en otra donde las temperaturas sean más suaves.

Este hecho no tiene por qué suponer un peor aislamiento que el que proporciona el PVC, ni tampoco un encarecimiento en su precio, ya que esto depende también del resto de prestaciones.

Pros y contras de la carpintería de PVC

Sin embargo, el PVC sí actúa de aislante térmico, y también acústico, ayudando a ahorrar en la factura eléctrica, pero por contra dificulta el paso de la luz natural.

Aunque PVC y aluminio tienen prácticamente el mismo mantenimiento y vida útil, en las zonas costeras al salitre puede afectar al metal, mientras que al PVC no.

Contrariamente a lo que se piensa, el PVC es muy respetuoso con el medioambiente, pudiéndose reciclar por completo.

Renueva ahora tus puertas o ventanas solicitando presupuesto sin compromiso tan solo indicando las medidas del espacio que desees cerrar.

Deja un comentario

Solicita Información